Lleida “A” 4 ½ – Sant Boi “A” 5 ½

Arranca la Lliga catalana y coincide con el inicio del año 4721 chino que corresponde con el conejo de agua.

Buscar qué es un conejo de agua en Google no arroja resultados concluyentes:

En todo caso, para la efeméride habíamos logrado agrupar un buen equipo: Dani abriendo la turba, seguido de Ramon, Jaume, Bada, Santa Joana, Castells, Rafa, Prats el único, Mitjavila y Jordán.

Habíamos tenido que cruzar Catalunya hasta la orilla del Segre para enfrentar a un rival siempre formidable: el Lleida nos esperaba en casa para abrir el campeonato.

Llegar con tiempo nos permitió un primer contacto con la hostelería local, donde pudimos disfrutar de la visión de Prats comiéndose un bocadillo.

Sobre el papel el match estaba bastante igualado. Teníamos alguna pequeña desventaja por arriba que se compensaba con ventaja por abajo, aunque el resultado final demostró que estas pequeñas diferencias tienen poco valor para hacer predicciones.

Dani sacó un buen empate con negras en la primera mesa. Tenía peones de más pero estaba atado como un conejo de agua, así que el resultado pareció suficientemente bueno.

Prats, a quien correspondía el honor de ser delegado, aceptó las tablas que ofreció su rival, y cerca estuvo que arrancarle el brazo porque se veía pasto de los gusanos.

Viendo relajación en el equipo me sacrifiqué y perdí, adrede, mi partida. Temía que la modorra de las estufas nos deparara una muerte dulce, así que mi sacrificio fue clave para el desarrollo ulterior del combate.

Ramon, que empezaba a considerar la posibilidad del empate, recibe un “no” tajante del delegado, que había firmado tablas dos minutos antes.

Jaume, que tiene una posición compleja (imagino, no miré la partida) en la que parece ser que no estaba muy fino, consigue levantarle el punto al rival y empatar el match desfaciendo mi entuerto.

Ramon logra la victoria ante sorpresa de todos, dando un mate aprovechando que su rival había ido con el rey a buscar caracoles.

A partir de aquí se sucedieron los empates: Mitja, que tuvo ventaja en gran parte de la partida, acaba con tablas, igual que Jordán (cuya partida no pude ver por las lágrimas que implicó mi derrota). Castells empata un final de torres y quedaron Bada y Joana.

Bada sacó un empate en un final de torres con peón de menos pese a que su rival lo intentó casi todo para lograr la victoria.

Joana, con un peón de más, estuvo torturando largamente a su rival, que aguantó con estoicismo las triquiñuelas, para acabar firmando el empate.

Para celebrar el fantástico inicio de temporada fuimos a BonGust Restaurant, restaurante que no dudamos en recomendar a tod@s aquell@s que tengan a bien visitar Lleida por el motivo que sea.

Semana que viene toca asaltar Salou!

Hasta entonces!

Rafa Rodríguez

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s