Batallas Campales: cómo se gestaron y van creciendo

Ayer viernes 01/05/20 a las 20:15 se celebró un torneo de ajedrez con 606 participantes, todo un récord de participación, y entre los jugadores se mezclaron Maestros profesionales de este deporte ciencia y aficionados de todos los niveles. El torneo, evidentemente, se celebró por internet, pero ¿Cómo se ha llegado a esa alta cifra de participantes? ¿será porque hay buenos premios y por eso lo juegan profesionales? Pues a la segunda pregunta se puede contestar rápidamente, no hay premios. A la primera pregunta puedo dar mi opinión, totalmente subjetiva del porqué el torneo ha tenido tan buena acogida dentro del mundo ajedrecístico español, y para eso resumiré como se ha ido gestando desde un inicio.

Todo empezó la segunda semana de marzo, se acababa de declarar el estado de alarma por el coronavirus y se pidió a la población que se quedara en casa. Yo personalmente jugaba poco al ajedrez por internet, pero nuestro deporte es de los pocos que tienen esa opción y empecé a jugar partidas sueltas. Tengo un primo en Huelva, importantísimo en esta historia, que es el presidente del club de ajedrez Gambito de Playa de Matalascañas en Almonte, y organizó un torneo, más bien social entre compañeros de club y me invitó a participar. Se jugó un lunes si mal no recuerdo. Fuimos 10 participantes y aquello se parecía más a unos amigos jugando unas partidas rápidas entre ellos que a un torneo. Le comenté a mi primo que podíamos organizar otro torneo otro día pero para atraer a más gente se lo comentaría a los compañeros de mi club, el Club d’Escacs Sant Boi. A todos los implicados nos pareció una idea genial y lo fijamos para ese viernes a las 20h. Durante los días previos al torneo nos fuimos espoleando para ver qué club conseguiría mejores resultados e ideamos un sistema de puntuación que sumaría los puntos de los mejores clasificados de cada club, tanto él como yo fuimos animando a los compañeros para que jugaran y participamos casi 40 jugadores.

Como esa primera experiencia fue muy positiva todo el mundo estaba de acuerdo en repetir la experiencia al siguiente viernes, y sin saberlo acabábamos de iniciar una bonita tradición que se repetiría cada viernes permaneciendo hasta hoy.

El primer torneo lo ganó por muy poco el club gambito, aunque hay que decir que mi primo hizo algún fichaje que no era del club, pero eso no hizo más que añadir competitividad y para la siguiente edición ambos clubs presentaron armas al inicio del torneo con bastantes representantes y varios fichajes de jugadores de la zona, superando los 70 jugadores.

Esto ya nadie lo paraba, el ajedrez es un deporte individual, pero a la vez también cohesiona a un equipo, no es fácil de explicar porque cada partida es individual, pero la suma de todos cuenta, y a pesar de que individualmente uno pueda tener un mal día, hay otros compañeros que lo pueden tener bueno y acabar consiguiendo una victoria a nivel colectivo.

La tercera edición fue un salto hacia adelante con más de 100 participantes, y se cambió el formato para que los amigos del CE Sant Boi solo jugaran contra los amigos del Club Gambito y no se enfrentasen jugadores del mismo club.

Esa competitividad que tiene todo deporte hacía que los mismos jugadores de cada equipo hicieran llamadas para que participasen amigos suyos de otros clubs, se estaba empezando a germinar un enfrentamiento entre comunidades, Catalunya-Andalucía. Aparecieron profesionales que aman este deporte y varios maestros defendieron a una u otra comunidad mezclándose entre los aficionados ¿Se imaginan un evento así en otro deporte?

A la cuarta edición de esas batallas, como empezamos a llamarlas, participaron más de 170 jugadores y fue la primera en que por fin, los catalanes vencimos a los andaluces, salimos en algunos medios locales de Andalucía y llamamos la atención de jugadores de otros lugares. Nos pusimos en contacto con el presidente de la Associació d’Escaquistes de Balears y con la Casa del Ajedrez de Madrid y organizamos la I BATALLA CAMPAL X COMUNIDADES ONLINE.

Fue un exitazo, más de 270 jugadores de 4 comunidades, todos los participantes contentos con la experiencia y con ganas de repetir para el siguiente viernes. Muchos Grandes Maestros y Maestros Internacionales participaron y repitieron también la experiencia. El resultado fue lo de menos, aunque me gustaría resaltar lo igualado que fue el evento resultando vencedor el equipo de las Illes Balears, seguido por Catalunya, Madrid y Andalucía por este orden.

Para la II BATALLA CAMPAL X COMUNIDADES nos pusimos en contacto con los clubes Casereño y Rui Lopez de Extremadura y Almansa de Castilla la Mancha y se sumaron sus comunidades a las que participaron en la I Batalla. Participaron 371 jugadores. La victoria fue para Andalucía, seguida por Extremadura, Madrid, Catalunya, Castilla la Mancha e Illes Balears. Valga como muestra de la alta competitividad de las batallas el hecho de que Andalucía pasó de ser última en la primera batalla a ser primera en la siguiente y al revés con Illes Balears.

La III BATALLA CAMPAL X COMUNIDADES es la que se jugó ayer viernes y motiva este interés ya que ha llegado a la friolera de 606 jugadores. Nos pusimos en contacto con la Escola Luguesa de Xadrez  y el Club Fontecarmoa por Galicia, con la Federación Cántabra de ajedrez, con el Club Ajedrez Casino Beniajan por Murcia y con un combinado de jugadores Vasco Navarros y se sumaron sus comunidades a las Batallas. Volvió a ganar Andalucía en una dura pugna con el resto de equipos clasificados por el siguiente orden: Galicia, Combinado Vasco Navarro, Catalunya, Madrid, Cantabria, Extremadura, Illes Balears, Murcia y Castilla la Mancha.

A nivel personal, me siento orgulloso de formar parte de la comunidad ajedrecística, es cierto que tanto a mí como a mi primo nos ha tocado trabajar presentando el torneo a otros clubs de otras comunidades, a otras federaciones o asociaciones y eso supone muchas llamadas y mensajes, pero siempre hemos encontrado a compañeros de afición, motivados para colaborar en promocionar el ajedrez de manera desinteresada, y que han puesto al servicio del torneo sus redes de contactos para iniciar cadenas de información que han ayudado a propagar las BATALLAS CAMPALES por toda España. Para la siguiente edición ya han confirmado su participación las comunidades de Castilla León y Canarias y han mostrado interés Asturias y la Rioja, habiendo tiempo aún para que se sumen el resto.

Todo este logro no sería posible sin la colaboración de todos los integrantes del CE Sant Boi que me han apoyado en todo momento y han hecho de altavoz, animando a todos los ajedrecistas catalanes a sumarse. Lo mismo podría decir mi primo de sus compañeros del Gambito de Playa, pero me quedaría muy corto si no hiciera extensible mis agradecimientos a todos los capitanes de las comunidades, y a todo aquel jugador que disfrutó participando junto a compañeros y rivales de las Batallas, muy especialmente los jugadores profesionales que se han involucrado sin percibir nada a cambio, y demostrando que el ajedrez es un deporte diferente, pero sobre todo por sus valores, mil gracias.

Atentamente, un socio del Club d’Escacs Sant Boi.

Un pensament sobre “Batallas Campales: cómo se gestaron y van creciendo

  1. Grande Ramos! Enhorabuena por la iniciativa que hace la clausura mucho más llevadera.
    Y con ganas de saber hasta dónde seréis capaces de llevar este formato de torneo, yo creo que el límite va a estar en la capacidad de los servidores de Lichess.

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s