Gavà “C” ½ – Sant Boi “D” 3½

Buenos días compañeros, a mi siempre me han dicho que después de fiestas hay que hacer deporte para bajar los turrones, y yo ni corto ni perezoso me dedico de pleno a ello, y aquí estoy un domingo después de 3h de duro ajedrez con el cuerpo ya tonificado, y después de la ducha, escribiendo esta crónica para informar al respetable de nuestros logros en el deporte del tablero y el reloj.

El equipo D salió victorioso después de una épica jornada donde nuestros jugadores dieron lo mejor de ellos mismos, que si lo juntas con lo peor de los contrincantes no puede dar como resultado menos que una aplastante victoria.

Resultado de imagen de 4 lobos

de izda a derecha, Salvador, Maxi, Jordi y Joan

Paso a detallaros una a una las partidas:

TABLERO 1      Joan “EL BREVE”

Joan llegó con cara de una noche dura, y decidió que no había que desgastarse, y después de unos 20 minutos de juego y viendo que su partida tenia un 20 % de posibilidades de acabar bien, miró impertérrito a su oponente y exclamó un escueto “¿Tablas o qué?” su rival más listo que el hambre, sopesó su 80% de posibilidades de ganar, y pensó: “De cada 10 partidas está la gano 8 veces” … … … … … … y aceptó. Que bribón, no quiso  arriesgarse no fuera que fuese de las 2 que perdía.

TABLERO 2    Maxi “EL SOBRIO”

Como siempre el último en acabar, pero el que dejó más calidad en su mesa. Ante un rival que le igualaba en tamaño, por lo que dejaba un futuro incierto si la partida tenía que llegar a las manos, Maxi no se perturbó e ideó una línea de mate después de … pensar, …. y pensar, … y pensar, que dejó indefenso a su contrincante y lo asfixió cual pitón constrictor. Sin duda el mejor de la mañana por la forma tan bonita de acabar con la partida, quizás le sobró el: “Te lo coooomes” y el calvo que le hizo subido encima de la mesa entre gritos de júbilo al acabar, por lo demás impecable en elegancia y en saber estar.

TABLERO 3  Jordi “EL RECELOSO”

Cuando llegas a un club y ves que el rival no es de fiar y quiere amedrentarte lo calas enseguida, cuando vi que me daba las negras ya sospeché, y cuando no quiso aceptar que me pusiese un peón en cada puño para hacer un sorteo, me confirmó que iba a lidiar con un toro bravo.  Miré su ElO, 1559 … hice ver que no me asustaba y pensé, “En peores plazas has toreado Jordi, Tú puedes”.

Pese a jugar con negras, mi gran talento como trampero me hizo ganarle la dama en la  primera parte de la partida con el típico jaque de Alfil con dama a la descubierta. Noté enseguida que no le había hecho ninguna gracia, además el tipo (menudo pillín) quiso descentrarme rápidamente entregándome gratis un Alfil, a ver si lograba desmoronar mis planteamientos. Llegados a la parte final de la partida y con las espadas en alto (yo con dama y alfil de más). Decidí contrarrestar, seguro que me había estudiado y sabía perfectamente que yo con piezas de más, bajo mucho mi potencial, así que ni corto ni perezoso le dejé estupefacto cuando le entregué gratis mi dama y un caballo que tenía por ahí, para igualar la partida de nuevo llegando a un final de torre y peones donde le superé claramente y con facilidad.  (Un escalofrío me ha entrado de repente en la espalda recordando la partida, ya decían que bajaban las temperaturas).

TABLERO 4     Salvador “EL IMPLACABLE”

Hoy era el día, Salvador había estado toda la noche observando sus armas, limpiando el Colt del 45 con esmero y afilando el filo de su hacha. Nos extrañó a todos un poco ver que llegaba al club con pintura negra debajo de los ojos y una cinta de camuflaje en el pelo, pero pensamos que la motivación siempre viene bien así que no le dijimos nada.

Ante él un niño de 9 años que jugaba su primera partida de campeonato y que llevaba aprendiendo a jugar desde septiembre.

“Elegiste un mal día para debutar hijo” le dijo mientras se sacaba algo de entre los dientes con un machete enorme. Aquello fue una carnicería, no sabía que podía haber tanta crueldad en el ajedrez, a media partida ya tenía 2 torres y 2 caballos de ventaja … con opciones de mate, pero no, hoy era el día de Salvador y quería disfrutarlo. Al final y cuando solo le quedaba a su asustado compañero de mesa nada más que un rey y dos peones en tercera fila, pudiendo matarlo 25 veces ….Salvador hizo una jugada muy prudente y jugó h3 para oxigenar su rey, no fuera que uno de esos peones negros sobrepasara sus dos torres, sus alfiles y sus 6 peones y le diese un disgusto, un maestro sin duda. Cuando a su rival solo le quedaba un peón y el rey y tras ver que se estaba ensañando y la cara de dolor de los padres del crío, decidió poner fin al sufrimiento con un mate de torres.

Tras la masacre desplego el tapete donde guardó sus armas de tortura y se limpió la sangre de la cara, miró a los padres del niño, y exclamó, “Teníais que haberlo apuntado a Tae kwon do” , con una expresión extraña en su cara.

Brillante victoria del D sin duda esta gente del Gavà ya sabrá a que atenerse en futuros enfrentamientos.

Aquí podéis consultar el acta de la pelea.

Jordi Fernández

TV3

Gavà

 

 

 

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s