Sant Boi B 2,5 – Sant Adrià 7,5

Una fuga de cerebros en el equipo A desencadenó una serie de cambios en los equipos inferiores, de los cuales el más perjudicado fue el equipo B. Más que nada, porque nuevamente contaba con mi espada que mejor dicho, era un florete. Chivatazo posterior de un jugador de gran peso en el A (léase “gran peso” en todos los sentidos), resultó que el B me había reclamado, no por mi juego espectacularmente flojo y sosainas, si no porque a día de hoy el B puede tener crónica.

Yo…he visto cosas que vosotros no creeríais: Mario atacando y plasmando una apertura bastante agresiva, ir a analizar la partida y ver que reproducía la misma partida que su padre (en diferentes salas) con diferente resultado. Reyes, más feliz que una perdiz de verme jugar en la misma sala que él. Sinceramente, creo que en su fichaje por el club, Lucas “ojo avizor” le engañó con mi juego y Reyes sólo quería jugar con los mejores. A día de hoy y viendo como se ha echado a las Voll-Damm, creo que ya se ha dado cuenta de la cruda realidad.

El match fue bastante caótico. El equipo B sufría una herida de guerra y durante la mañana del domingo se fue desangrando a una velocidad vertiginosa. Cierto es, que el equipo no era el equipo de gala. Tampoco tenía mucho que envidiar al equipo de gala pero no era el equipo de gala. Debido a la fuga de cerebros que indicaba al inicio, el A tuvo que reclamar a Rafa y dejar a Jordán sólo como stroke (el que marca el ritmo en las regatas Oxford-Cambridge) sin su remero de proa.

El rival, que está destinado a luchar por el ascenso, no tuvo mucha piedad de nosotros y presentó lo mejor que podía presentar. Y delante suyo, un equipo que en la gran mayoría de sus tableros se encontraba 150-200 puntos de Elo por debajo. Pero, eh! Que no se fiaran mucho porque más de la mitad de los jugadores habían aprendido a jugar en la calle, donde las piezas no tienen valores de peones, si no navajazos. Eran conocedores del flow de la calle y eso equilibraba fuerzas.

Así pues, el equipo a presentar era el siguiente: Prats el bueno, Voll-Reyes-Damm, FolkDrón, Lucas “oh capitán, mi capitán”, “La estrella que nos guía” Jordán, Isaac “Empalmes”, Chaverov, Pau “en breve estoy en el A”, Demencial Mario y Casaus “el poeta flaco del ajedrez”.

El primero en acabar fue Pau: Nuestro octavo tablero consiguió unas tablas que buenas eran para llegar al objetivo. Lástima que sus compañeros no pudieran seguirle en tales hazañas. Pau cada vez juega mejor y no me extrañaría que en breve tuviésemos un equipo A repleto de jóvenes talentos. 0,5 – 0,5

No mucho más tarde, Prats “el bueno” le firmaba un autógrafo a su rival con un rosco al lado. Tuvo una incesante lucha por conseguir más pero su rival era mucho rival y encima tuvo el día. Le entró de todo, con lo cual, nuestro primer tablero, poco más podía hacer que felicitar a su rival con la caballerosidad que le ejemplifica. 0,5 – 1,5

Para intentar equilibrar la situación, nuestro fichaje estrella del mercado veraniego, Dani Reyes, se enfrentaba a un rival que llevaba 7 de 7. Reyes colocó sus brazos encima de la mesa, dejando entrever unos bíceps de auténtico Vin Diesel. Su rival que era un hueso pero no estaba tan fuerte, se vio obligado por su bien físico a firmar las tablas. 1 – 2

En el décimo tablero, yo volví al fatídico 3. En las últimas 3 partidas, he hecho 3 jugadas flojas-malas-horrorosas que hacen que firme el 3er rosco seguido. Cuando hice la jugada horrorosa, perdí un peón central y la dignidad. De todas maneras, me dije: “voy a hablar con claridad, porque no tiene sentido que lo haga de otro modo: me comprometo a hacer todo lo que pueda y un poco más de lo que pueda, si es que eso es posible. Y haré todo lo posible e incluso lo imposible, si es que también lo imposible es posible” e intenté luchar lo que tenía delante pero finalmente me llevé mi donette para casa. 1 – 3

Desolado, bajé para airearme un poco y me encontré con una conga de mucha gente. De fondo sonaba el Despacito y había confetti, cohetes, hombres-balas, Pigcasso “el cerdo que pinta”, el suelo lleno de planillas y billetes, barra libre, comida gratis (si Prats “el malo” te dejaba coger algo), strippers masculinos y femeninos,…

Me encontré con el conserje y le pregunté que qué pasaba. A lo que me contestó: “Rafa, ha ganado”.Ya no recuerdo más hasta hoy. Sólo sé que el equipo se había desangrado por completo en el siguiente orden: Isaac, Mario, Folk y Lucas…todos firmando su rosco para unirse a la fiesta de abajo. 1-7

Jordán consiguió no perder su imbatibilidad, sumando unas tablas a su casillero particular y que a estas alturas de la película no podías exigirle el punto.1,5 – 7,5

Y por último, Chaverov. Fue el único que venció a su rival de una manera exquisita y bien jugado. Fue el MVP del equipo y el único de los jugadores malos del club con una sonrisa de oreja a oreja. Felicidades, Chaverov. 2,5 – 7,5

Viendo este equipo B…yo creo que la categoría se salva pero que tocará luchar hasta el final. Sobretodo si presenta el equipo de gala o si los que intentamos aportar nuestro granito de arena, podemos conseguir más que un rosco.

Las buenas noticias llegaban del A. Conseguían el objetivo del domingo. Partida a partida como diría el Cholo. Felicitar por aquí, tanto al equipo A por completo como a Jaume Ros…que con su brillante victoria, conseguía así su primera norma.

De regalo, una foto de (izquierda a derecha) Reyes (sentado), Mario, Rafa, Isaac y Casaus.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s